Fit de los 30 a los 50, ¿cómo lo logré?

Fit de los 30 a los 50, ¿cómo lo logré?

Seguro ya sabes que recientemente cumplí 50 años, lo que sorprendió a muchísimas personas. Quizás te preguntes ¿cómo he logrado mantenerme joven y fit, a pesar de ese número de años? ¿Es posible para ti ser fit toda la vida?

20 años después, sigo siendo fit. ¿Quieres saber cómo lo logré?

Empezaré diciéndote algo que seguramente ya me has oído decir: la edad es un número y no debería ser una excusa para lograr tus metas. No: no es demasiado tarde. Te lo digo porque yo empecé en el Fitness a mis 30, y antes de eso, aunque me encantaba el entrenamiento físico, realmente no tenía ni la flexibilidad ni la habilidad para entrenar ¿y sabes qué hice? Me demostré a mí misma que yo sí podía lograrlo, y así fue como a mis 40 fui campeona mundial de Fitness, algo que muchas personas consideraban imposible debido a mi edad. Hoy, con 50, sigo fuerte y me siento mejor que nunca. A continuación te cuento tres claves que me han permitido lograrlo, y notarás que no son nada del otro mundo, y por eso yo sé con toda seguridad que tú también puedes ser fit, sin importar tu edad.

CLAVES PARA ESTAR FIT TODA LA VIDA

1. Una mente fuerte. Es verdad: el cuerpo va cambiando, y puedes usar eso como excusa para no luchar, pero también tienes la opción de demostrarte a ti misma que sí puedes hacerlo. La limitación, con demasiada probabilidad, no es tu cuerpo, sino tu mente, tu actitud y tu enfoque. ¿Usarás tu edad o tus circunstancias como excusa, o te levantarás hoy y harás lo que sabes que debes hacer para acercarte a la meta que te gustaría lograr? La decisión está en tus manos en este momento.

2. Evita los extremos. ¿Necesitas entrenar 7 días a la semana por 3 horas en el gym, mientras haces keto, ayuno intermitente, o sigues una dieta raw (cruda)? No; nada que ver. Yo nunca he hecho ninguna dieta extrema, y siempre he comido de todos los grupos alimenticios en cantidades apropiadas, y por eso no he pasado hambre. Aparte de disfrutar de mi alimentación, eso me ha aportado los nutrientes que son esenciales para la salud y una apariencia sana y hermosa. Mi alimentación y la cantidad correcta de entrenamiento es lo que me permite seguir llena de energía, además de verme joven y fuerte.

3. Escucha a tu cuerpo. Siempre te lo digo: rétate y trata de superar tus propios límites. Pero también debes ser inteligente a la hora de escuchar a tu cuerpo. Si un día no quieres entrenar, pregúntate con total honestidad ¿solo te falta motivación hoy, o realmente NECESITAS descansar? Darle a tu cuerpo lo que pide es vital para tu salud física, mental y emocional. Dale el entrenamiento que requiere para fortalecerse, pero también dale el descanso que necesita para recuperarse. La meta no es matarte, sino hacerte más fuerte, más sana y más ágil.

¿LO LOGRARÁS TÚ TAMBIÉN?

Llevo más de 20 años en el mundo del Fitness, y he visto en mí misma y en las alumnas de Fitness Academy que este estilo de vida es efectivo, y la razón por la que sí funciona es que es sostenible. No entrenarás hasta matarte, ni te morirás de hambre. Más bien, comerás para alimentarte, y entrenarás para fortalecerte. El resultado se notará, no solo en tu cuerpo, sino también en tu actitud: si estás bien por dentro, te verás increíble por fuera.

¿Necesitas apoyo para trabajar por tu meta? ¡Con gusto te apoyo! Envíame un e-mail a [email protected], y platicaremos mejor sobre tus circunstancias, tu experiencia y tus metas, y podremos saber con seguridad la mejor forma de entrenar para ti. Empezar a hacerlo o no es decisión totalmente tuya, y por eso te quiero preguntar: ¿Te excusarás, o harás HOY lo que puedes y debes hacer para lograrlo? ¡No permitas que un número, como el de tu edad, limiten la respuesta a esa pregunta!

Selecciona tu moneda
EUREuro
PENSol